Andadores para Ancianos

Los andadores para ancianos son unos complementos indispensables para aquellas personas con movilidad reducida pero que no necesitan una silla de ruedas para desplazarse autónomamente.

Los Andadores para Ancianos Más Vendidos en 2020

Tipos de Andadores

Dependiendo de las necesidades de cada persona, los fabricantes han creado andadores adaptados para cualquier situación o espacio. Es por ello que destacan los siguientes:

Andadores Plegables para ancianos

Si no tienes mucho espacio en casa o necesitas transportar tu andador en un vehículo, los andadores plegables son una opción idónea.

Los andadores plegables se suelen utilizar más en interiores que en exteriores.

Andadores para Ancianos con Asiento

Las personas más mayores o con dolencias en sus piernas, agradecerán poder descansar en el propio andador sin necesidad de estar buscando un banco por la calle. Algunos andadores incorporan un asiento regulable en altura.

Andadores para ancianos con Frenos

Si la persona mayor va a dar un paseo por un lugar sinuoso, es recomendable comprar un andador con frenos para mayor seguridad en las bajadas o por si tiene que sortear un obstáculo complicado como pueden ser unas escaleras.

Existen andadores con frenos similares a los de una bicicleta, los cuales, los accionamos con las manetas para frenar las ruedas o frenos de presión, cuyo mecanismo consiste en clavar unos tacos en el suelo para estabilizarnos.

A tener en cuenta antes de Comprar el Mejor Andador para Ancianos

Si ya te has decidido a comprar un andador para personas mayores, echa un vistazo a los siguientes consejos antes de adquirirlo:

  • Las empuñaduras son los elementos que más se van a utilizar, por lo que recomendamos que sean suaves para que no causen daño, callosidades, etc. y se puedan renovar a medida que se vayan deteriorando.
  • Si el andador tiene asiento incorporado, mejor. Las personas mayores se cansan y no pueden estar mucho rato buscando un sitio en la calle para descansar. No obstante, en algunos modelos podemos regular en altura el asiento y en otros no. Fíjate en este punto.
  • No todas las personas medimos lo mismo, por lo que es imprescindible que el propio andador sea regulable en altura para la comodidad del usuario.
  • Si vas a utilizar el andador en interiores, probablemente necesites uno plegable. En cambio, si le vas a dar más uso en la calle, necesitarás que tenga ruedas para esquivar obstáculos, tenga frenos, sea ligero (aluminio) para no cargar con tanto peso, su estructura sea más robusta y tenga una cesta para transportar tus pertenencias.
  • Dependiendo de la reducción de movilidad del usuario, será más adecuado un andador con dos, tres o cuatro ruedas. Estos últimos proporcionan mayor movilidad a las personas con más problemas para moverse, ya que las ruedas giratorias le permiten moverse de una manera totalmente independiente.

Te podrían interesar